Originalidad

Cuando escogemos un libro para leer, exigimos originalidad en las palabras y las ideas del autor, no en la presentación del libro (a menos que sea necesario presentar las palabras de una forma distinta, lo cual es excepcional). Cuando más profundas sean las palabras del autor más cómodo se sentirá el lector: no buscamos la originalidad en las formas de las letras, en su disposición o en la forma en que han sido impresas: ni siquiera queremos reparar en la tipografí­a.

Ruari McLean, Tipografí­a.

Anotaciones similares