Comodidades

Hoy se fue la luz un buen rato. No podí­a hacer nada, así­ que me puse a leer hasta que la luz de la ventana desapareció. Ernst Jünger, en La emboscadura:

«Mientras marchen bien las cosas, siempre habrá agua en las tuberí­as y corriente eléctrica en los enchufes. Cuando la vida y la propiedad están amenazadas, un simpre grito de alarma basta para que hagan acto de presencia, como por arte de magia, los bomberos y la policí­a. El gran peligro está en que el hombre confie demasiado en las ayudas de otros y, cuando faltan aquéllas, quede desvalido. Todas las comodidades hay que pagarlas. La situación de animal doméstico arrastra consigo la situación de animal de matadero.»

Anotaciones similares